Su cuenta

Sexo y la supremacía de Cristo

Contenido Descargable

Sexo y la supremacía de Cristo [Libro]

  0.00
Usted puede calificar este producto si inicia sesión.
Disponibilidad
Más de 10 en Stock
Precio:  $ 30.900
Tu precio:
$ 30.900

Descripción

¿Qué  relación tiene el sexo con la supremacía de Cristo y qué  implicaciones debería haber para nuestra vida?
Si usted quiere saber lo que dice la biblia enseña sobre el sexo, necesita establece de que forma va a escrudiñar  las Escrituras para encontrar esa información. Al investigar las diferentes variantes de la palabra SEXO en ella, encontraremos que casi siempre aparece en el contexto de la inmoralidad sexual (el termino griego utilizado es porneia, del cual se deriva la palabra "pornografía". De forma que usted podría concluir que la Biblia no nos puede enseñar mucho sobre el sexo, y  por lo tanto cuando aborda el tema de la sexualidad, lo hace únicamente de una forma negativa, prohibitoria y mojigata. pero esta seria una conclusión mas bien superficial. En efecto,la Escritura tiene mucho que enseñarnos sobre el sexo, porque la Biblia tiene mucho que decir sobre todos los temas. De forma que en lugar de solo buscar la palabra sexo, existe una estrategia más productiva que consiste en buscar la expresión todas las cosas en la Biblia, puesto que el sexo es un subconjunto perteneciente a todas las cosas.  pero no se trata  sólo de estudiar este tema sino entender que significa el sexo para el creyente y que lecciones puede aprender para entender su relación personal con el Señor Jesucristo. Es imposible pensar en un regalo de Dios que haya sido más abusado y mal utilizado que el sexo. Lo que tenía el propósito de ser una imagen asombrosa, pura y terrenal de las realidades maravillosas y eternas del cielo, ha sido pervertido y transformado en un dios atractivo, pero falso, que en realidad es una caricatura grotesca del Dios verdadero.Este libro nos insta a que nuestra vida y forma de pensar sean cautivas a la supremacía de Cristo y reflejen deleite en nuestra sexualidad junto a nuestro esposo celestial.

“Es imposible pensar en un regalo de Dios para el hombre que haya sido más abusado y mal utilizado que el del sexo. Lo que tenía el propósito de ser una imagen asombrosa, pura y terrenal de las realidades maravillosas y eternas del cielo, ha sido pervertido y transformado en un dios atractivos,pero falso, que en realidad es una caricatura grotesca del Dios verdadero. Quienes contribuyeron a este volumen nos han entregado un trabajo refrescante,visionario y muy necesario sobre este tema tan sagrado, y nos han llamado a hacer que nuestras vidas y forma de pensar sean cautivadas a la supremacía de Cristo y reflejen deleite en nuestra sexualidad junto a nuestro esposo celestial. Oro para que este recurso marque una profunda diferencia en la forma como piensa y vive el pueblo de Dios”.
 Nancy Leigh DeMoss, autora y anfitriona del programa radial Revive Our Hearts


Trailer

Propiedades

ISBN: 9789588691763
Editorial:
Editorial CLC
Referencia de producto: 01501763
Dimensiones:
140 x 210 x 30 mm
Peso: 0,461kg
Cubierta: Rústica
Número de páginas: 511
Idioma: Español

Contenido Libros

Comentarios
Introducción
PARTE 1: DIOS Y EL SEXO
1. El sexo y la supremacía de Cristo: Parte Uno-Jhon Piper
2. El sexo y la supremacía de Cristo: Parte Dos- Jhon Piper
3. La bondad del sexo y la gloria de Dios – Ben Patterson
PARTE 2: PECADO Y SEXO
4. Hacer todas las cosas nuevas: La restauración del gozo verdadero para los heridos a Nivel sexual –David Powlison
5. El matrimonio homosexual como un desafío a la iglesia: Reflexiones bíblicas y culturales
–R. Albert Mohler ,jr
PARTE 3: LOS HOMBRES Y EL SEXO
6 El sexo y el hombre soltero
-Mark Dever, Michael Lawrence, Matt Schucker, y Scott Croft
7. Sexo, romance y la Gloria de Dios: Lo que todo esposo cristiano necesita saber
–C.J. Mahaney
PARTE 4: LAS MUJERES Y EL SEXO
8. El sexo y la mujer sotera- Carolin Mcculley
9. Sexo, romance y la gloria de Dios: Lo que toda esposa cristiana necesita saber.
PARTE 5: LA HISTORIA Y EL SEXO
10. Martin Lutero y la reforma del matrimonio –Justin Taylo
11. ¿Cristianos hedonistas o religiosos mojigatos? Los puritanos y el sexo Mark Dever
Recursos recomendados para más lecturas
Índice de citas bíblicas
Índice de personas
Índice de temas
Notas

Prólogo

Porque de él, y por él y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amen. Romanos 11:6. Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. 1Corintios 10:31. Justion Taylor. Los versículos anteriores hacen parte da las porciones bíblicas más citadas por los cristianos evangélicos; pero citar un texto de la Escritura no es lo mismo que desarrollar una perspectiva de la vida con base en esas porciones bíblicas. Si la iglesia actual realmente tomara con seriedad el significado de la expresión “todas las cosas”, ¿acaso lo más lógico no debería ser que fuésemos testigos de un flujo continuo de mensajes y libros llamativos sobre el tema de “¿Cómo tener relaciones sexuales para la gloria de Dios?” Por el contrario, La simple sugerencia de predicar un sermón semejante, probablemente generaría más de una sonrisa nerviosa o una cara sonrojada pro a la vergüenza. El origen de este libro y de su intento por responder dicha pregunta fue la conferencia nacional del ministerio deseando a Dios en el año 2004, la cual se tituló “el sexo y la supremacía de Cristo”. Quisimos abordar el tema con franqueza y reverencia, haciendo de la supremacía de Cristo nuestro fundamento y también nuestro objetivo. ¿Qué relación tiene el sexo con a la supremacía de cristo y qué implicaciones debería haber para nuestra vida? Lo que enseña la Biblia sobre el sexo. Si usted quiere saber lo que la biblia enseña saber el sexo, necesita establecer d que forma va a escudriñar las escrituras para encontrar esa información. Al investigar las diferentes variantes de la palabra sexo en ella, encontramos que casi siempre aparece en el contexto de la inmoralidad sexual (el termino griego utilizado es ponía, del cual se deriva la palabra “pornografía”). De forma que usted podría concluir que la biblia no nos puede enseñar mucho sobre el sexo, por lo tanto, cuando aborda el tema de la sexualidad, lo hace únicamente de una forma negativa, prohibitoria y mojigata. Pero esa seria una conclusión mas bien superficial. En efecto, la Escritura tiene mucho que enseñarnos sobre el sexo, porque la Biblia tiene mucho que decir sobre todos los temas. De forma que en lugar de solo buscar la palabra sexo, existe una estrategia más productiva que consiste en buscar la expresion todas las cosas en la Biblia, puesto que el sexo es un subconjunto perteneciente a todas las cosas. Una perspectiva del sexo y la supremacía de Cristo: En los dos primeros capítulos, se explora la relación de Dios y el sexo por medio de dos sencillas, pero poderosas sugerencias. Desde una perspectiva positiva se señala que la sexualidad fue diseñada por Dios como una forma de conocerlo más profundamente en Cristo, y que conocer a Dios en Cristo a mayor profundidad es un camino diseñado por el Creador para guiar y proteger nuestra sexualidad; desde una perspectiva negativa, se puede decir que cualquier uso incorrecto de la sexualidad distorsiona el verdadero conocimiento de Cristo, al tiempo que esto deriva de no poseer el verdadero conocimiento de Él. En el capítulo dos, el cual es la segunda parte del mensaje, se expande el segundo argumento que nos ayuda a ver y a saborear la supremacía de Cristo sobre todas las demás cosas. El principal obstáculo para conocer la supremacía de Cristo es la ira justa y santa de Dios contra nosotros, que somos sujetos rebeldes y pecadores. La solución es la justicia de Cristo al absorber esa ira y abrirnos la puerta a la vida eterna. Se concluye abordando la pregunta de cómo el conocimiento de la supremacía de Cristo, algo que está a nuestra disposición por medio del evangelio, puede dirigir, proteger y gobernar nuestras vidas sexuales al tiempo que transforma nuestra sexualidad en algo sagrado, satisfactorio, y de exaltación a Cristo. En el capítulo titulado "La bondad del sexo y la gloria de Dios", Ben Patterson sugiere que la descripción que hace C.S. Lewis sobre el placer mundano en The Screwtape Letters —Cartas del diablo a su sobrina- "un deseo cada vez mayor de un placer cada vez más pequeño" —es exactamente lo que está sucediendo en nuestra cultura. Pero, tal como Patterson lo sugiere, el plan de Dios para el sexo y el placer es diferente. El sexo es bueno porque el Dios que creó el sexo es bueno, y Dios es glorificado inmensamente cuando recibimos su don con acción de gracias y lo disfrutamos de la forma en la que El planeó que lo disfrutamos. Para mostrar que esto es cierto, Patterson nos lleva en un viaje a través de la Biblia, mostrando la importancia del matrimonio al inicio, al final y en el intermedio. En particular, el autor se maravilla con las imágenes que hay en Cantar de los Cantares y su visión de un sexo pleno y ampliamente erótico consumado en la forma y el contexto que Dios lo planeo, en contraste con el sexo barato y toxico que se practica a la manera recomendada por el mundo. En la segunda parte de ese capítulo, Patterson examina los fundamentos teológicos por los cuales se puede exaltar el sexo al interior del pacto matrimonial. Dios no solo creó todas las cosas buenas, a partir de la nada, sino que envió a Su Hijo unigénito en carne humana y demostró así que lo físico es un vehículo apropiado para la comunión con Dios. Dios demostró también Su bondad al crearnos varón y hembra, como criaturas sexuales diseñadas para estar juntas y para encontrarnos en la medida en que nos damos unos a otros. Patterson concluye su capítulo ofreciendo un ejemplo conmovedor de su propia vida al experimentar nuevamente con frescura la gratitud y el gozo de recibir una esposa de la mano, de un Dios lleno de gracia. En la segunda parte de nuestro libro nos dedicamos a los temas relacionados con el pecado sexual y el quebrantamiento. David Powlison arguye que todos estamos inmersos en una batalla que es más grande, amplia, piensa. Debemos profunda y sutil de lo que la gente agrandar nuestra perspectiva de la batalla y verla como una confrontación para toda la vida. Debemos ampliar nuestra visión de la batalla y no enfocamos solamente en los pecados escandalosos porque al hacerlo no estamos viendo el panorama completo. Debemos profundizar en nuestra perspectiva de la batalla y reconocer que el pecado sexual es tan solo una expresión de una guerra por la lealtad del corazón y por un amor más importante. También que es más sutil de lo que solemos pensar al ver las complejas capas de pecado en nuestros corazones. Algunas de ellas son obvias, otras imperceptibles, unas que se manifiestan externamente y otras solo a nivel interno, otras involucran pecado hacia otras personas y unas, más involucran pecado contra nosotros mismos. La meta de la batalla no es "solo decir no" ni tampoco "hallar gracia", la meta es más bien ver a Jesucristo mismo, pues el amor de Cristo es más largo, más profundo y más ancho de lo que podemos imaginar, Powiison culmina su texto ofreciéndonos consejos prácticos Para enfrentar las batallas diarias de esa Gran Guerra.

Los clientes que compraron este título también compraron:

Escribe una reseña para este producto

Comentarios

Debes iniciar sesión para agregar una reseña a un producto

Si deseas manténerte al día con nuevos libros, ofertas, ministerio y más; suscribete a nuestro boletín de noticias aquí.

PayuPSESeguridad certificado SSL

Youtube   instagram   twitter

WhatsApp +57 316 7411681

Cada vez que usted hace una compra, CLC Colombia® destina recursos para la obra misionera y el trabajo social en Colombia y en el mundo.

CLC COLOMBIA® 2017 Todos los derechos reservados. Diagonal 61 D Bis N° 24-50 Bogotá. Colombia. CLC COLOMBIA® Es una organización sin animo de lucro legalmente constituida en Colombia