Su cuenta
Avivamiento Continuo
Avivamiento Continuo

Avivamiento Continuo [Bolsilibro]

  0.00
Agotado
Precio:  $ 9.500
Tu precio:
$ 9.500

  ¡Este libro puede cambiar su vida!
 

En este corto libro el autor nos recuerda 7 puntos esenciales que todo creyente debe buscar y vivir para tener un avivamiento continuo, y de esa forma reconocer que el hombre pecador ha sido salvo por gracia, y que solo a través de un encuentro constante y personal con el Creador se puede saber, no solo en teoría sino en una experiencia personal, que podemos vivir para la gloria de Dios Padre. 

ISBN: 9789588217024
Editorial: Editorial CLC
Referencia de producto: 01500024
Dimensiones:
110 x 180 x 10 mm
Peso: 0,060kg
Cubierta: Rústica
Número de páginas: 69
Idioma: Español

Contenido Libros

Prefacio
Capítulo Uno: El andar
Capítulo Dos: Quebrantamiento
Capítulo Tres: Copas rebosantes
Capítulo Cuatro: Convicción, confesión, limpieza
Capítulo Cinco: Testimonio
Capítulo Seis: Exhortación
Capítulo Siete: Avivamiento

Prólogo

Por medio de estas breves paginas intento describir una experiencia revolucionaria que ocurrió en mi propia vida, y en la de muchos otros, con respecto al camino del avivamiento continuo.

No conozco ninguna otra verdad divina que influencie la vida de la gente corriente de una forma tan simple y a la vez profunda como lo hace el secreto de la vida victoriosa. De ninguna manera esta es una revelación personal de Dios para mí solo. Es el secreto en acción que ha estado trayendo avivamiento continuo a miles de personas en África centro-oriental, por un periodo de 16 años. El hecho de que pueda existir algo como el avivamiento continuo atrajo mi atención por primera vez hace unos años, cuando me enteré de un constante movimiento del Espíritu en el área de la Misión Médica de Ruanda (un cameo de la Church Missionary Society).

Me interesé porque sentí que era exactamente lo que los miembros de nuestra misión necesitábamos, tanto en casa como en el extranjero. Varios contactos personales con africanos y misioneros del área de avivamiento profundizaron mi convicción de que Dios les había dado la clave que nosotros requeríamos. De hecho, a través de unos encuentros muy breves con ellos, pude ver que a algunos miembros de nuestro personal (finalmente en 1950) se nos presentó la oportunidad de hacer una corta visita a Ruanda y Uganda.

Como yo había trabajado en África central durante varios años con C.T. Studd, tenía algo de entendimiento acerca de las costumbres africanas. A continuación, intento poner en palabras lo que Dios me enseñó personalmente a través de esa visita, y lo que desde entonces he descubierto que es una bendición para muchos otros. Primero, una gran cantidad de personas y yo hemos hecho un nuevo hallazgo sobre lo que significa el “avivamiento” que es simplemente la vivificación de áreas muertas en nuestra vida. Recuerdo cuando escuché por primera vez a dos hombres de Ruanda hablando con tranquilidad y sencillez a unos noventa miembros del personal de la misión, en nuestra sede de la WEC en Londres (Cruzada Evangelistica Mundial). En la última reunión, de una forma muy calmada ofrecieron la oportunidad para que cualquiera de los presentes dijera lo que tuviera en su corazón, sin importar lo que fuera. Muy pronto una persona tras otra estaba sacando a la luz ciertas áreas de su vida antes inadvertidas por ellos— en donde se habían enfrentado cara a cara con el pecado, y llevaban esas transgresiones a la sangre que nos limpia. Sentí una verdadera conmoción al final cuando uno de los ruandeses dijo serenamente: "¡No sé si se dan cuenta de ello, amigos, pero lo que está ocurriendo es avivamiento!".

Me llevó tiempo comprender la verdad transformadora de esa declaración, la cual todavía está calando dentro de mí. La sacudida inicial que me produjo me sirvió para limpiarme de la falsa idea que acepté durante muchos años: que el avivamiento solo podría llegar con grandes derramamientos del Espíritu que conmocionaran las almas. Gracias a Dios por esos torrentes cuando se presentan; pues ellos han sido los grandes y preciosos huracanes del Espíritu en la historia de la Iglesia. Pero veo el derrotismo y casi la desesperanza en que muchos de nosotros habíamos caído al pensar que no podíamos hacer nada con respecto al avivamiento, salvo orar (a menudo con mucha incredulidad), y esperar hasta que se abrieran los cielos y Dios descendiera.

Pero ahora veo que el "avivamiento", en el sentido estricto de la palabra, es un asunto común y corriente que está por completo al alcance de la gente común y corriente y que se debe experimentar cada día en nuestros corazones, hogares, iglesias y campos de servicio. Cuando el avivamiento se desencadena en forma más públicas y extraordinarias, ¡gracias a Dios! Pero mientras tanto, debemos asegurarnos de que nosotros somos creyentes constantemente avivados… lo cual, por supuesto, repercute en que otras personas se están avivando dentro de nuestras propias esferas de influencia. ¡De esta forma Dios puede contar con miles de canales de avivamiento en todas las iglesias del mundo! Y esto es exactamente lo que encontré en África, y lo que estoy intentado descubrir en estas páginas. Toda la gloria y la alabanza sean para Dios.

No solo quiero transmitir una simple teoría, sino lo que me aconteció al vivir en comunidades de cientos de personas en África y al poder ver en medio de ellas un avivamiento continuo en acción; al experimentar y captar en alguna medida el fundamento bíblico de este avivamiento continuo; y por último, al ver en muchas otras personas el mover de Dios en avivamiento, mediante la presentación del mensaje y el testimonio. Ha sido un asunto de ver aprender, experimentar y transmitir, y ahora de esforzarme para bosquejar la realidad en forma de libro. La verdad es que el avivamiento es en realidad el Avivador en acción, y vino hace dos mil años cuando la fiesta de Pentecostés. El avivamiento no es tanto un derramamiento vertical desde el cielo (porque el Avivador ya está aquí en su templo, los cuerpos de los redimidos), sino un movimiento horizontal del Avivador en el mundo, a través de estos templos. Es un movimiento horizontal en vez de vertical, y la importancia de este hecho la veremos después.

Contenido Descargable

Escribe una reseña para este producto

Comentarios

Debes iniciar sesión para agregar una reseña a un producto