Su cuenta

La búsqueda de Dios

Contenido Descargable

La búsqueda de Dios [Bolsilibro]

Un clásico traducido a más de 20 idiomas

  5.00
Usted puede calificar este producto si inicia sesión.
Disponibilidad y precio

Disponible

Disponibilidad
Más de 50 en Stock.
Precio:  $ 10.000
Tu precio:
$ 10.000

Publicaciones en el Blog que mencionan o reseñan este producto.

Editorial CLC en Español

Una herramienta clave en la difusión del evangelio a través de la literatura la constituye nuestra editorial. Contamos con más de ochenta títulos, de autores tanto nacionales como extranjeros.

Editorial CLC en Español
A.W. Tozer, Un Místico

Tozer fue, en el verdadero y mejor sentido de la palabra, un místico. Puso gran énfasis en la contemplación de las cosas divinas que tiene como resultado la vida de consciencia de Dios. El misticismo de Tozer es el sano misticismo que no está en contra de la ortodoxia.

A.W. Tozer, Un Místico

Descripción

“La búsqueda de Dios” fue inspiradodurante un viaje en tren desde Chicago a Texas a finales de la década de losaños cuarenta del siglo XX. El autor escribió durante toda la noche, mientras laspalabras fluían en su mente. Cuando el tren llegó a McAllen, ciudad fronterizacon México, el borrador había quedado terminado. El profundo significado, laclaridad e integridad de su mensaje han hecho que esta obra se convierta en lafavorita de muchas personas alrededor del mundo. Su énfasis en la necesidad demantener una vida de intimad con Dios ha impactado y transformado la vida desus lectores, lo cual ha servido para que este libro haya sido traducido a másde veinte idiomas.

"Un clásico moderno de laliteratura cristiana. Más que un libro devocional, es un tratado que meinspiró, me desafió y cambió de una manera profunda la forma como miraba aDios y como me miraba a mí mismo. Este libro, en su momento, me revolucionó. Meinvitó a buscar a Dios de una manera única, honesta, constante y privada.Escrito por AW Tozer, un pastor y predicador de comienzos de los 1900. Escritoen el año 1948, pero conserva una vigencia extraordinaria. Lo he leídoaproximadamente 7 veces y lo he recomendado a ciento de personas”. GersonMonrey.

Fuente:www.coalicionporelevangelio.org/entradas/gerson-morey/la-busqueda-de-dios/

Propiedades

ISBN: 9789588217734
Editorial:
Editorial CLC
Referencia de producto: 01501734
Dimensiones:
107 x 170 x 7 mm
Peso: 0,173kg
Cubierta: Rústica
Idioma: Español

Contenido Libros

Introducción

Prefacio

I. Sigamos Ardorosamente en Pos de Dios
II. La Bienaventuranza de no Poseer Nada
III. Rasgando el Velo
IV. Asidos a Dios
V. La Presencia Universal
VI. La Voz que Habla
VII. La Mirada del Alma
VIII. Restauración de Relaciones Entre Dios y la Criatura
IX. Mansedumbre y Reposo
X. EL Sacramento de la Vida

Prólogo

En esta hora de casi total oscuridad se vislumbra un destello alentador: dentro del cristianismo conservador cada día son más los que están sintiendo un anhelo creciente de encontrarse con Dios. Almas que desean conocer las realidades espirituales, y no se contentan con meras "interpretaciones" de la Palabra de Dios. Los que tienen verdadera sed de Dios no se contentan hasta que no beben de la fuente de Agua Viva.
Esta genuina sed y hambre de Dios es el único precursor de avivamientos en el mundo religioso. Esta sed podrá ser al principio una nube del tamaño de una mano, que atisban unos pocos santos por aquí y por allá, pero puede ser el retorno a la vida de muchas gentes y la recuperación del esplendor que debe acompañar siempre a la fe en Cristo, y que parece haber desaparecido de las iglesias de hoy en día. Nuestros dirigentes religiosos deben reconocer este ardiente deseo. El evangelismo de hoy en día parece haber levantado el altar y dividido el sacrificio en trozos, sin percatarse, quizá, que no hay fuego en la cumbre del monte Carmelo. Pero gracias a Dios porque hay algunos que se preocupan por ello. Son los que aman el altar, y se deleitan en el sacrificio, y no están conformes porque aún no ven descender el fuego. Lo que desean, por sobre todas las cosas, es la presencia de Dios. Más que ninguna otra cosa desean gustar de la "penetrante dulzura" del amor de Cristo, del cual escribieron los profetas y cantaron los salmistas.
No hay falta hoy en día de buenos maestros bíblicos que enseñan correctamente la doctrina de Cristo, pero muchos de ellos parecen contentarse, año tras año, con enseñar los fundamentos de la fe, sin advertir que en su ministerio hay falta de la Presencia, ni nada en sus propias vidas que sea extraordinario o sobrenatural. Ejercen su ministerio entre creyentes espirituales, anhelantes de experiencias que ellos no pueden satisfacer.
Lo digo con amor, pero en nuestros pulpitos falta calidad espiritual. Nuestros tiempos son semejantes a los de Milton, que le hicieron exclamar, "Las ovejas hambrientas miran interrogantes, pero nadie las alimenta." Es algo patético, y lamentable, ver a los hijos de Dios sentados a la mesa del Padre y desfalleciendo de hambre. Se confirma la sentencia de Wesley, "La ortodoxia o correcta opinión, es, después de todo, parte muy endeble de la religión. Si bien es cierto que nadie puede tener buen carácter sin tener buenas opiniones, es posible tener buenas opiniones sin tener buen carácter. Se pueden tener excelentes opiniones acerca de Dios sin que ello signifique que se lo ama o se desee servirle. Satanás es una prueba de ello.
"Gracias a la notable difusión de la Biblia que se ve hoy en día mucha gente tiene correctas opiniones, quizá más que nunca antes en la historia. Sin embargo, me pregunto si hubo alguna vez un tiempo en que la temperatura espiritual estuvo en un grado tan bajo. En grandes sectores de la iglesia se ha perdido el arte de la verdadera adoración, ¡y en su lugar han puesto una cosa extraña y espuria llamada “programa!” Esta palabra ha salido del teatro y el circo, y se la aplica lamentablemente al tipo de servicios que hoy pasan por "adoración."
La exposición sana y correcta de la Biblia es imperativa en la iglesia del Dios vivo. Sin ella ninguna iglesia puede ser una iglesia neotestamentaria en el estricto sentido del término. Pero dicha exposición puede hacerse de manera tal que deje a los oyentes vacíos de verdadero alimento espiritual. Las almas no se alimentan solo de palabras, sino con Dios mismo, y mientras los creyentes no encuentren a Dios en una experiencia personal, las verdades que escuchen no les harán ningún bien. Leer y enseñar la Biblia no es un fin en sí mismo, sino el medio para que lleguemos a conocer a Dios, y que podamos deleitarnos con su presencia y gustemos cuan dulce y grato es sentirle en el corazón.
Este libro es un modesto intento para ayudar a los hijos de Dios a encontrarle a Él. Nada nuevo hay en lo que decimos, excepto que describo mi propio hallazgo de verdades espirituales que han llegado a ser muy preciosas para mí. Otros han avanzado mucho más que yo en estos sagrados misterios. Pero aunque mi fuego no es grande, no por eso deja de ser real y verdadero. Pueda ser que algunos logren encender sus velas con el fuego de mi lumbre.

Leer más

Los clientes que compraron este título también compraron:

Escribe una reseña para este producto

Comentarios

Debes iniciar sesión para agregar una reseña a un producto

Si deseas manténerte al día con nuevos libros, ofertas, ministerio y más; suscribete a nuestro boletín de noticias aquí.

PayuPSESeguridad certificado SSL

Youtube   instagram   twitter

WhatsApp +57 316 7411681

POR CADA COMPRA QUE REALIZAS CLC COLOMBIA® DESTINA RECURSOS PARA LA OBRA MISIONERA Y TRABAJO SOCIAL EN EL MUNDO  

CLC COLOMBIA® 2017 Todos los derechos reservados. Diagonal 61 D Bis N° 24-50 Bogotá. Colombia. CLC COLOMBIA® Es una organización sin animo de lucro legalmente constituida en Colombia NIT: 860067907-3