Su cuenta
Paz o pánico
Paz o pánico

Paz o pánico [Libro]

Ayuda ante los temores ineludibles de la vida

  0.00
Sólo 4 por el momento.
Precio:  $ 6.000
Tu precio:
$ 6.000

Toda persona ha experimentado el temor. Todos hemos sido víctimas de algún temor implacable. Nos preguntamos angustiados "¿Qué tal si sucede esto o aquello?" Si tu felicidad está afectada por temores que te dejan casi sin descanso, este libro tiene el propósito de ayudarte a enfrentarlos sin pánico.

El libro  es recomendado para todas aquellas personas que sufren de fobia, pánico. El autor enseña  que el temor nos afecta a todos, desde jóvenes a mayores. “Paz o pánico” nos orienta para esos momentos difíciles guiándonos a atreves de las escrituras a  reconocer que el único que puede traer gozo, esperanza y libertad  es nuestro Amado Señor Jesucristo.


ISBN: 9789588201160
Editorial: Editorial CLC
Referencia de producto: 05801160
Dimensiones:
110 x 170 x 6 mm
Peso: 0,117kg
Cubierta: Rústica
Número de páginas: 128
Idioma: Español

Contenido Libros

Introducción
Índice
Prólogo a la Segunda Edición
Introducción
Capítulo Uno: El Significado del Temor
Capítulo Dos: Los síntomas del Temor
Capítulo Tres: El origen del Temor
Capítulo Cuatro: La solución al temor
Autor
Finalmente –Tus temores hoy

Prólogo

El temor es una de las más frecuentes perturbaciones en las personas que buscan ayuda de un sicólogo y, por consiguiente, en mi carrera de consejero he visto a muchas personas presas del temor. Las personas regresan al consultorio una y otra vez porque hay temor en sus vidas. Casi todos los problemas sicológicos tienen sus raíces en el temor. Este libro es el resultado de mis experiencias al tratar de ayudar a estas personas. La ciencia ha comprobado que ninguna cultura está exenta de los efectos del temor. El Instituto Nacional para la Salud Mental en los EE.UU. de A. estima que en ese país más de 24 millones de personas sufren de graves temores. “Graves” temores son aquellos que interfieren con, o afectan el trabajo o la vida en familia. Una cifra correspondiente se encontraría en cualquier país del mundo. Los problemas mentales y emocionales más frecuentes son aquellos que resultan del temor. El Dr. Roberto Dupont, director del Centro para el tratamiento de problemas de Comportamiento en Washington, comenta: -es fatal esa enfermedad que nos hace preguntarnos a todo momento: “¿Qué tal si sucede esto o aquello?". Una persona no puede darse el lujo de estar pensando en posibles desastres, ya que estos miedos crecen vertiginosamente e impiden todo pensamiento racional.-El temor que incapacita a las personas para vivir normalmente ha sido catalogado como la enfermedad de nuestro día.- Posiblemente, la fobia más conocida es la agorafobia, un pánico generalizado que imposibilita la salida de la casa, inclusive para atravesar una calle. Ahoga a sus víctimas de repente con físico terror de los espacios abiertos, de modo que eviten actividades tan sencillas como ir a la tienda de la esquina. Toda persona ha experimentado el temor. Todos hemos sufrido algún temor implacable. Posiblemente, al recordar esas experiencias pasajeras, sientes todavía la terrible sensación del pánico que te mantuvo preso. Hay, sin embargo, quienes se han convertido en esclavos del temor. Esta podría ser tu situación. Tal vez, tu vida sea manipulada constantemente por fuertes y dolorosos temores que te dejan casi sin descanso. Puedes ser uno de los muchos que han vivido la verdad expresada en la Biblia donde se afirma que el temor castiga (1 Juan 4:18). Es posible que tú hayas sufrido este "castigo". El temor incide en muchos aspectos de la vida. Toda persona necesita comprender las formas sutiles en que el temor perturba la vida diaria. En mi trabajo con universitarios he descubierto algunas inquietudes que les preocupan. Los estudiantes luchan y trabajan más de la cuenta por el temor de no sacar buenas notas. Muchos exigen con sevicia de sí mismos una perfección exagerada y temen no poder terminar su carrera universitaria. Otra cosa que temen algunos estudiantes es no encontrar al cónyuge indicado. Creen que Dios tiene solo un posible candidato para ser su cónyuge perfecto y que les toca a ellos buscar y encontrarlo como si fuera algún tesoro perdido. Se vacilan en incertidumbre — hasta piden a Dios señales especiales desde el cielo antes de proponer matrimonio cuando una persona parece llenar todos sus requisitos. Indudablemente, hay muchos temores respecto al noviazgo. Además de sus calificaciones y la selección de su cónyuge, escoger una profesión es algo que llena de temor al universitario. ¿Qué hacer cuando termine sus estudios? ¿Dónde encontrar trabajo? Hay proliferación de profesionales. El estudiante siente frustración y temor ante las pocas opciones y su falta de experiencia laboral. Una cuarta cosa que preocupa al universitario es la familia. Hay poca armonía familiar en nuestro mundo y no existe familia que no haya sido tocada por el divorcio. Con razón los estudiantes temen por la estabilidad del matrimonio de sus propios padres. El temor al fracaso matrimonial hace que algunos jóvenes huyan de situaciones que puedan conducirles al matrimonio. Y ¿qué tal levantar una familia en un mundo tan salvaje y violento? ¿Sera que estas situaciones justifican tanto temor? Para el universitario, estos son temas y temores muy grandes. Pero como cristiano hay algo importante que recordar y es, que la mayor lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, potestades, gobernadores de las tinieblas y huestes de maldad capaces de causar destrucción (Efesios 6:12). Hace varios años, mientras sobrevolaba su país, una senora se dio cuenta de la realidad de esta batalla espiritual. Al recibir la bandeja con la cena, ella observo que la persona a su lado inclino su cabeza antes de comer, como si estuviera dándole gracias a Dios por la comida. Al preguntarle a la señora si era cristiana, esta contestó indignada, — ¡Solo adoro a Satanás, y los que veneramos al diablo, oramos porque los cristianos queden aniquilados! Hay muchos temores que atormentan a los cristianos. El libro titulado, "Como vencer la tensión nerviosa"* señala algunos de estos: “Realmente no estoy seguro de ser hijo de Dios...En un tiempo creía serlo pero ahora no lo sé". "Tengo miedo de la enfermedad porque me acerca a la muerte". "Me da miedo morir. "Me asusta comulgar...de pronto lo haga indignamente". "Temo haber cometido el pecado imperdonable". Te parece haber escuchado alguno de estos temores entre tus propios pensamientos o en boca de otros? Satanás usa nuestras mentes e imaginación para obrar en nuestra contra. Nos atormenta con dudas. Nos hacemos preguntas que tienen respuestas solidas, pero el temor nos hace difícil creer la verdad. Sabemos que en cuanto a la muerte se refiere, todos debemos morir algún día. Pero muchos parecen tener una sicosis de muerte; como si les estuviera asechando a la vuelta de cada esquina. Hay que reconocer que todos tememos un poco a la muerte. Por eso Dios nos ha dado consuelo e información acerca del "Mas Allá" de la muerte en su Palabra. Tú estás lidiando una batalla espiritual. Si no la tomas en serio, subestimas los efectos desastrosos que esta pueda tener. El temor es una fuerza muy poderosa que Satanás quiere usar contra ti para causarte enfermedad física, derrota espiritual y "estrés" emocional. Solo la eternidad nos revelará toda la lucha espiritual que ocurre en el campo de batalla del temor. Así como dijo recientemente cierto autor: El temor es maldición para el valor. "¡Tuve miedo!" Esas palabras han sido responsable de más fracasos que cualquier otro motivo. No es que no sepamos dónde estamos parados ni tampoco que no queramos mantenernos firmes. El problema es simplemente que tenemos miedo. Miedo de caer, miedo de caerle mal a la gente, miedo de esquivar la voluntad de Dios, miedo de la ira divina, miedo de lo que nos pueda hacer la gente, miedo del cáncer, la contaminación ambiental, la guerra y el S.I.D.A. Tenemos miedo de no sentir miedo. Tememos ser aniquilados en algún momento de debilidad y perder bienes materiales o bendición espiritual. Sobre todo, tememos a la muerte. El conflicto espiritual es algo que nos afecta a diario. Por eso tenemos una necesidad constante de la ayuda de Dios. Efesios 6:10 dice: "fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza". El Señor nos da solución al problema del temor en su Palabra. Las Escrituras nos equipan para resistir las mañas del diablo y sus demonios. Los versículos 11-13 de Efesios 6 describen esa protección como una armadura espiritual: Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis hacer frente a las intrigas del diablo; porque nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra principados, contra autoridades, contra los gobernantes de estas tinieblas, contra espíritus de maldad en los lugares celestiales. Por esta causa, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y después de haberlo logrado todo, quedar firmes. Más adelante en Efesios, el apóstol nos sigue exhortando a tomar la Palabra divina como nuestra arma en la batalla espiritual. Tomad también el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios (Efesios6:17s). La Biblia es más que otro buen libro de consejería. La Palabra de Dios trata con más de mil problemas personales y da más de mil quinientas soluciones a situaciones específicas de nuestras vidas. La Biblia nos ayuda a vencer el problema del temor en nuestras vidas. Hay unas 366 citas bíblicas que tienen que ver con nuestra respuesta al temor. Es como si Dios nos proporcionara una para cada día del año. Hay grandes promesas como: No temas porque yo te fortaleceré, y también te ayudare. También te sustentare con la diestra de mi justicia (Isaías 41:10). El propósito de este libro es: Primero, EXPLORAR el dolor y la parálisis espiritual que pueden resultar del temor. Segundo, ANIMAR al lector a seguir pautas bíblicas de modo que el temor se convierta en una oportunidad positiva para cultivar una fe dinámica. Tercero, AFIANZAR la firmeza ante los temores ineludibles de la vida. MÁS IMPORTANTE QUE EL TEMOR, ES TU RESPUESTA AL TEMOR. La manera como respondas a los temores determinará si: vas a controlar el temor o vas a ser su víctima; vas a beneficiarte del temor o vas a considerarlo enemigo. Los próximos capítulos tienen que ver con cuatro aspectos que se deben tomar en cuenta al pensar en el temor. Primero, examinaremos la NATURALEZA del temor; en segundo lugar sus SINTOMAS; después, señalaremos las FUENTES de este; y por ultimo hablaremos de las SOLUCIONES al temor. Es posible estar libre de la esclavitud al temor. Este libro es portador de palabras de esperanza para un mundo obsesionado con el temor. Al enfrentarnos con el problema del temor pueden haber cambios, y eso es lo que quiere Dios. El desea moldearnos para imitar a Cristo, lo cual también' debe ser nuestra meta. A los que antes conoció, también los predestino para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo; a fin de que el sea el primogénito entre muchos hermanos (Romanos 8:29).

Contenido Descargable

Escribe una reseña para este producto

Comentarios

Debes iniciar sesión para agregar una reseña a un producto