Su cuenta

Hueso de sus huesos

Contenido Descargable

Hueso de sus huesos [Bolsilibro]

Con Él juntamente Crucificados

  0.00
Usted puede calificar este producto si inicia sesión.
Disponibilidad y precio
Disponibilidad
Más de 50 en Stock.
Precio:  $ 7.800
Tu precio:
$ 7.800

Descripción

Uno de los principios básicos para el éxito en la vida del cristiano, es el de la dependencia individual -PLENA DEPENDENCIA- de Jesús. El cristiano debe permitir que Cristo venga a formar parte de su propia persona. Dice el autor: “Puede uno tener profunda aversión a los elementos místicos del cristianismo. Sin embargo, una adhesión intelectual a Cristo no es suficiente para el éxito en la vida cristiana. El cristiano debe experimentar alguna vez que Cristo es más que las propias leyes del universo físico...”El creyente debe aprender a apoyarse en Cristo y sumir todo su ser en Él...debe llegar a ser en efecto, Hueso de sus huesos.

Este libro es recomendado para personas que quieran vivir en plenitud como creyentes. El autor revela en cada capítulo, basado en las Escrituras, que el creyente debe tener un crecimiento a través de la cruz, y señala que nuestra vida es participación en Cristo, en lugar de la imitación de Cristo. Al entender esto, podremos darle gloria a Dios en todo lo que hagamos. 


Propiedades

ISBN: 9789588217512
Editorial:
Editorial CLC
Título original:
Bone of His bones
Referencia de producto: 01501512
Dimensiones: 11 x 17 mm
Peso: 1,309kg
Cubierta: Rústica
Número de páginas: 112
Idioma: Español

Contenido Libros

Prólogo
1. La vida cristiana: Una participación- no una imitación-
2. Participantes de la cruz –la muerte de Cristo, nuestra muerte
3. Participación de la cruz – la muerte de Cristo, nuestra muerte (continuación)
4. Pablo, el mayor exponente de la co-crucifixión
5. Participantes de la resurrección de Cristo
6. La ascensión de Cristo, nuestra victoria
7. La victoria de Cristo, nuestra victoria
8. La victoria de Cristo, nuestra victoria (continuación)
9. Los sufrimientos de Cristo, nuestros sufrimientos
10. La aparición de Cristo, nuestra aparición
11. Un caso típico
12. La influencia de esta posición sobre la Iglesia, las misiones y la oración
Leer más

Prólogo

Una cosa es indispensable para el misionero, si tiene que ir adelante frente a los obstáculos al parecer insuperables que le rodean, al introducir un nuevo día para las almas esclavizadas. Si ha de realizar lo que Dios y la iglesia esperan de él, y los corazones quebrantados requieren de quien ha venido como embajador de la luz, es necesario que se apropie del siempre profundo y pleno poder de Cristo. Debe estar unido al Cristo conquistador, mediante el cual sus discípulos, a través de los siglos, han realizado imposibles. Debe ir más allá de un mero conocimiento intelectual del Cristo histórico y entretejer así las raices de su naturaleza espiritual en ese Eterno Jesús que imparte la vida divina. La tarea que está tratando de llevar a cabo requiere de fuerzas sobrehumanas.

Lo meramente humano, por noble, fuerte y bien educado que sea, es tan insuficiente e inadecuado como lo sería un puñado de carbones encendidos para deshacer un iceberg ártico. Debe trascender de lo puramente natural para sumergirse en lo sobrenatural. Tiene que experimentar el poder del Cristo que vive en nosotros y despojarse de su propia vida para venir a ser poseedor de una más plena abundancia de la naturaleza divina. Solamente “los ríos de agua viva” fluyendo en su interior – como prometió el Salvador a los suyos – pueden hacer posible su renovación de vida, desde el estado en que se encuentra.

Puede ser que, por temperamento, no se halle predispuesto a trazar su camino por tales alturas de la fe. Puede que sienta incluso una gran aversión a los elementos místicos del cristianismo. Puede que la fuerza de las circunstancias que le rodean como poderosa marea rompa las amarras que le sujetan intelectualmente a las verdades del evangelio, pero esto no ocurrirá si está anclado en las profundidades de una experiencia vital de la gracia redentora.

A menos que Cristo venga a ser para él más real que cualquier otra realidad, incluyendo las del universo físico, a menos que aprenda a asirse de Cristo y sumergir su propio ser en Él para salir del pantano de su propia voluntad a la vida divina de Dios, a menos que viva inundado del poder que cayó sobre los apóstoles, por la misma naturaleza de las circunstancias en que está envuelto, se halla condenado a la derrota. La fuerza del mal que quisiera vencer se opondrá a su propósito y desdeñará sus esfuerzos y su mensaje tal como el poderoso Peñón de Gibraltar permanece impasible frente a las olas del mar. Los próximos capítulos son simplemente un bosquejo de la posición a la cual fue llevado como misionero de la cruz.

Mi deseo es compartir con cristianos de todos los países y denominaciones aquellas benditas experiencias del vivir en Cristo, aquellos. Inconmensurables tesoros que quizás por alcanzar una más profunda participación en el Cristo Divino, han venido a ser míos. Deseo hacer propiedad común de la iglesia aquellas inefables experiencias fruto de la unidad con Cristo, aquel Cristo sin el cual el misionero, a causa de la peculiar situación en que se encuentra, más que ningún otro cristiano, nada puede hacer. No puedo publicar estos mensajes sin reconocer la gran deuda de gratitud que tengo con la finada Sra. Penn-Lewis, cuyos escritos acerca de "Los más profundos aspectos de la Cruz, con su tenaz insistencia en la identificación del creyente con Cristo en su muerte y resurrección, han significado tanto para la iglesia en estos últimos años. Dios use grandemente esos escritos para traerme a la victoriosa posición en Cristo, que trataré de explicar. Con la esperanza y oración de que sea concedida a mis amables lectores gracia de realizar en su propia experiencia esta más profunda unión con Cristo, a fin de que su gozo pueda ser aquel gozo "inefable y glorificado" de que habla el apóstol Pedro, y su paz aquella "paz que sobrepuja todo entendimiento", y que su vida sea la "vida abundante" y eterna que fluye del trono de Dios, pongo humildemente estos escritos sobre el altar de mi Señor, para que Él se digne a usarlos para la edificación de "los santos" y la gloria de su nombre. F.J. Huegel, Ciudad de México.
Leer más

Los clientes que compraron este título también compraron:

Escribe una reseña para este producto

Comentarios

Debes iniciar sesión para agregar una reseña a un producto

Si deseas manténerte al día con nuevos libros, ofertas, ministerio y más; suscribete a nuestro boletín de noticias aquí.

PayuPSESeguridad certificado SSL

Youtube   instagram   twitter

WhatsApp +57 316 7411681

POR CADA COMPRA QUE REALIZAS CLC COLOMBIA® DESTINA RECURSOS PARA LA OBRA MISIONERA Y TRABAJO SOCIAL EN EL MUNDO  

CLC COLOMBIA® 2017 Todos los derechos reservados. Diagonal 61 D Bis N° 24-50 Bogotá. Colombia. CLC COLOMBIA® Es una organización sin animo de lucro legalmente constituida en Colombia NIT 860.067.907-3